¿Qué es y qué medidas contiene un convenio regulador de guarda y custodia?

Es sabido por todos que cuando llevamos a cabo un divorcio o una separación, es necesaria la redacción de un convenio regulador, pero… ¿Sabemos qué extremos contiene este escrito?

¿Qué es y qué finalidad tiene un convenio regulador?

El convenio regulador es un contrato entre cónyuges, que debe ser firmado por los dos y homologado vía judicial o notarial, en función de cada caso, a fin de que tenga validez y garantías de cumplimiento.

La finalidad del convenio es la de regular todas las medidas relativas a aquellos extremos que nos unen con nuestro cónyuge. En primera instancia, nuestros hijos; seguidamente, el patrimonio que tengamos en común; entre otros.

Por ello, el escrito se inicia con la anotación de los datos de cada uno de los cónyuges, así como la fecha y lugar de celebración del matrimonio, la especificación del último domicilio familiar, y los nombres y edades de los hijos en común.

 

Plan de parentalidad en un convenio regulador

Seguidamente, es imprescindible establecer un plan de parentalidad, es decir, indicar las medidas que van a guiar a los cónyuges en relación con los hijos menores de edad una vez se lleven a cabo vidas personales y económicamente independientes el uno del otro. Por este motivo, se debe indicar:

¿Quién ejercerá la potestad parental de los hijos en común?

La potestad parental se refiere a todas las decisiones de importancia que implican a los hijos en común: colegio al que se matricularán, asistencia a reuniones escolares, médicos que los visitarán, etc. Independientemente de quién ejerza el régimen de guarda y custodia, este tipo de decisiones, deberán ser tomadas en común.

Tipo de guarda y custodia: ¿Compartida o exclusiva?

Después, se establecerá el tipo de guarda y custodia que se ejercerá: compartida o exclusiva a favor de uno de los dos progenitores. Para ello, hay que atender a cómo es el día a día de los hijos en común, así como el de los progenitores, ya que la finalidad de establecer un plan de parentalidad para los menores, ese que su vida se vea lo menos alterada posible.

Régimen de visitas: Periodo ordinario y periodo extraordinario

Tras ello, se indicará el régimen de visitas a favor de cada progenitor, tanto en periodo ordinario (durante el curso, sin días festivos) como extraordinario (vacaciones, festivos y puentes, así como días especialmente señalados).

Otras obligaciones de los progenitores en un convenio regulador

No podemos obviar las obligaciones que tienen todos los progenitores por el mero hecho de ser padres, motivo por el cual, es imprescindible establecer una pensión de alimentos a favor de los hijos, siempre teniendo en cuenta los gastos ordinarios que generan los menores y los ingresos de los progenitores.

También debemos establecer los porcentajes de participación, por parte de los progenitores, de los gastos extraordinarios de los menores; esto es: actividades extraescolares, gastos médicos no cubiertos por la Seguridad Social, material escolar, etc.

Después del plan de parentalidad, sigue la previsión de aquellos extremos que vinculan únicamente a los cónyuges, por ejemplo, el establecimiento de pensiones compensatorias si fuera el caso, ya sea de carácter económico o por razón de trabajo.

Plan económico en un convenio regulador

Finalmente, debe establecerse un plan económico relativo al patrimonio común, si lo tuvieren. Es necesario describir todas las propiedades e indicar qué pasará con cada una de ellas; es decir, si se adjudicará un cónyuge u otro la propiedad, si venderán a un tercero o si mantendrán la copropiedad. Todo ello deber ser estudiado a nivel fiscal a fin de evitar que cause un impacto indeseado en las economías de los cónyuges.

Por todo ello, es muy importante que se asesoren a través de un abogado a fin de gestionar todos los puntos del convenio y tomar así las mejores decisiones.

En el Bufete de Abogados Castells somos especialistas en procedimientos de divorcio. Dedicamos nuestro día a día al asesoramiento a familias para posteriormente redactar el convenio que más se adapte a su situación.

No hay dos familias iguales, por ello, tampoco hay dos convenios iguales. Esta es la primicia con la que trabajos cada día, ofreciendo un asesoramiento absolutamente personalizado y profesional.

No Comments

Post A Comment